Una primera vuelta que finaliza con sabor amargo.

Una primera vuelta que finaliza con sabor amargo.

El partido comenzó con alternancia de ocasiones entre ambos conjuntos, que eran conscientes de la importancia que tenía el encuentro para salir de la parte de debajo de la tabla. La igualdad fue la nota dominante, hasta que en el minuto 10 Blecua abrió el marcador, adelantando a los suyos.
Tras el tanto local, los ripenses continuaron acumulando ocasiones sobre la meta defendida por Óscar Iglesias. Más tarde, Mel hizo el segundo, tras ser asistido por Jorge Lázaro. Los de David Ramos continuaron dominando sobre el Parque Sureste. Prueba de ello fue el tercer tanto de Samu, que culminó una buena jugada colectiva.
Justo antes del ecuador del encuentro, Pablo Ibarra hizo el cuarto desde el doble penalti, encarrilando la victoria local a falta de la disputa de la segunda parte. Tras la reanudación, los gallegos emplearon el portero-jugador, con la intención de recortar distancias en el marcador. Algo que surtió efecto, ya que Javaloy marcó en el minuto 23, tras aprovechar un error defensivo de los locales.
Pero Pablo Ibarra volvió a poner tierra de por medio en el minuto 30 tras transformar el penalti que cometió Crivi sobre él. El propio Pablo Ibarra hizo el sexto, tras una gran jugada con caño incluido. Fran Conde redondeó el resultado con el séptimo, desde su campo y a puerta vacía, aprovechando el juego de cinco visitante. Con esta victoria, Rivas Futsal se aleja de los puestos de descenso a Segunda División, en los que sigue sumido Prone Lugo.

Dejar una respuesta